En la mayoría de los casos, la gerencia puede cambiar su horario, si se le avisa adecuadamente. Los horarios se pueden cambiar sin previo aviso, pero los empleados que no tienen un horario flexible tienen derecho a un pago adicional. Cada agencia tiene diferentes reglas con respecto a los cambios de horario, así que asegúrese de discutir los cambios de horario con un delegado si tiene preguntas.